A todos nos da un poco de pereza hacer deporte en invierno: el frío, las pocas horas de luz… Deja de poner excusas, porque aquí te damos algunos consejos que harán que te eches a rodar de nuevo.

El ciclismo en invierno, ¿deporte de valientes?

Con la información y el equipo adecuados, el frío no será lo que te frene este invierno.

  1. El tiempo: no todos los días de invierno son lluviosos y fríos. En la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) puedes informarte con bastante precisión de la probalidad de lluvia, horas de más calor, humedad… Y lo más importante, incluye alertas meteorológicas, a tener en cuenta si vas a hacer rutas largas o por zonas que no conoces.
  2. La ruta: en invierno es importante elegir una ruta que se adapte a las horas de luz de que disponemos, valora objetivamente el tiempo que tardarás en realizarla y súmale un tiempo adicional para los imprevistos que puedan surgir (un pinchazo, una caída…).
  3. La vestimenta: a veces cometemos el error de llevar demasiada ropa al salir de casa, sin pensar que tan pronto como empecemos a pedalear nuestro cuerpo entrará en calor. Para eso lo mejor es hacer un calentamiento previo que, además de protegernos de lesiones no deseadas, aclimatará nuestra temperatura corporal progresivamente.
    • Calcetines: te recomendamos calcetines técnicos
    • Protege tu cuerpo: elige un maillot que sea de invierno, aunque parezca una obviedad mucha gente piensa que sobre la bici no hace tanto frío… Yo suelo además llevar una camiseta interior, que me ayuda a absorber la humedad, evitando así que el sudor se enfríe. Tampoco está demás llevar una chaqueta cortavientos impermeable.
    • Para las manos: no a todo el mundo le gusta usar guantes, porque creen que pierden sensibilidad, pero el frío también paraliza nuestra manos.

Ahora que en deporpecio.com te hemos dejado sin excusas, ¡a pedalear!

 

Si te ha gustado el post compártelo!