Si eres un apasionado de la bicicleta, hay 3 competiciones que no te puedes perder. Sobresalen en su especialidad por su dureza. ¡Son las más radicales!

Ciclismo: competiciones radicales por especialidades

Estas son las competiciones más duras a lo largo del año en las diferentes disciplinas:

  1. Ciclismo en carretera: la Milán-San Remo
  2. Ciclismo en pista: Carrera de seis días
  3. Ciclocross: Superprestigio

Ciclismo en carretera: la Milán-San Remo.

Con un recorido de 296 kilómetros, es la primera competición ciclista importante de la temporada. Esta competición de un día es el evento ciclista amateur con más kilómetros del mundo.  Decir que esta carrera es amateur es demasiado decir, teniendo en cuenta que empieza a las afueras de Milán, y que tras 140 kilómetros nos encontramos el primer ascenso, el Paso del Turchino, para alcanzar el mar de Ligueria. Después de Génova encontramos tres subidas cortas: la de Capo Mele, Capo Cervo y Capo Berta. A 22 kilómetros de la meta aun tendremos que superar Cipressa, con la cota más alta del recorrido. Tras revasar el Poggio de San Remo, conquistaremos la línea de meta. Tradicionalmente se ha considerado una carrera para sprinters, pero los ascensos finales a Cipressa y Poggio de San Remo han frustrado a muchos de ellos, que no han podido permanecer a la cabeza del grupo.

Ciclismo en pista: Carrera de seis días.

Ya sólo por el nombre esta carrera debe figurar entre las competiciones radicales, ¿no lo crees?  Y si además te decimos que son jornadas de 8 horas, ¿nos creerías ahora? Esta es una competición por equipos, en la que cada día hay una prueba diferente: desde una eliminación de madison a cien vueltas con sprint cada diez, a una carrera tras moto, vuelta lanzada, 400 metros lanzados por parejas y una madison de 45 minutos. Las series tiene lugar en 4 ciudades diferentes: Londres, Amsterdam, Berlín y Copenhague. ¡Y este año culminan el 17 de marzo en el Palma Arena de Mallorca!

Ciclocross: Superprestigio.

Esta competición consta de ocho pruebas que tienen lugar en Bélgica y Holanda. La clasificación final no es cronometrada, sino que se elabora sumando los puntos obtenidos por cada corredor en cada uno de las ocho pruebas Los corredores no están obligados a participar en todas, pero en caso de empate en el marcador final, gana el corredor que haya participado en más pruebas.

¿Ya has decidido cuál afrontarás este año? 😉

En otro post hablaremos del ciclismo de montaña, que tiene muchas e interesantes competiciones radicales (Cross country, Marathon, Downhill).

Si te ha gustado el post compártelo!